¡Cuántas remembranzas en el Juego del Recuerdo!

¡cuantas-remembranzas-en-el-juego-del-recuerdo!

SANTIAGO.- Fue un juego mágico, en el que los duendes del vetusto  estadio Cibao agitaron sus alas y la melodía del bate al tocar la pelota sonaba a ritmo de son.

 El resultado fue lo de menos, no hubo vencidos y si muchos vencedores, triunfaron los abrazos, los saludos y las memorias volaban muchos años atrás para recordar remembranzas.

Así se vivió el Juego del Recuerdo del béisbol amateur de Santiago en el estadio Cibao, el cual coincide con el Día Internacional del Trabajo, como lo estableció su creador Freddy Elmer Toribio.

  El ardiente sol y la alta temperatura no apagaron el entusiasmo y la alegría de aquellos hombres compañeros, que décadas después se volvieron a encontrar, en el mismo escenario de donde habían sido expulsados, por gestión de Chilote Llenas.

Sus veloces piernas ya son lentas, sus brazos de cañón apenas pueden impulsar la pelota a corta distancia, su swing es como el de un bebé y atrapar una pelota es una odisea.

Los que una vez fueron rivales en el terreno, ahora estaba abrazados recordando aquellos momentos, del fuerte béisbol amateur que se jugaba en Santiago y en el país.

De pronto, el bullicio en el terreno y las gradas quedó silenciado, Todos parecían estar impactado, como diría Silvio Rodríguez, por un disparo de nieves.

Una señora avanzaba hacia el terreno de juego empujando una silla de ruedas, en la cual iba, no solo un gran jugador, sino un forjador de cientos de peloteros, Manuel “Tito” Peña.

El Mago de las paradas cortas, tiene grandes achaques de salud y depende de una silla de ruedas para poder movilizarse, no donde quiere, sino donde lo lleven.

Pero, Tito era como el mingo en aquella gigante mesa de billar, su número 18 fue retirado, recibió la camiseta enmarcada y un anónimo le hizo llegar un regalo en metálico.

Jugadores de la región, que tuvieron grandes momentos de glorias en el estadio Cibao, volvieron a pisar el césped del vetusto inmueble y allí estaban, Aquiles Peña, Pedro Gómez, Gaby Salazar, Tunto Mena y Oscar Bernabé.

Los equipos Sandino y Municipal desafiaron el calor y se alinearon en el cuadro interior, donde Dalila Minaya ofreció la bienvenida.

Había que poner el evento en manos de Dios y para la oración de bendición se escogió al general (r) Luciano Castillo Luna.

Aquiles Peña hizo una exhortación a aquellos compañeros que hacía tanto tiempo no veía.

Anthony Llenas como si estuviera haciendo un doblaje de Freddy Toribio, hizo un pequeño perfil de los exjugadores allí presentes y destacó el apoyo de la crónica deportiva al evento.

Después de la parte de la oratoria, se procedió a reconocer a los tres jugadores fallecidos recientemente, que se les dedicó el Juego del Recuerdo y que fueron representados por familiares, Freddy “Jegui” Martínez entregado por David Muñoz, Fausto “Olímpico” Peña por Pichí Almonte y Héctor Inoa galardonado por Santana Martínez.

Los organizadores entregaron una pelota a Tito Peña para que hiciera el lanzamiento de honor, lo recibió Grecia Inoa, hermana de Héctor Inoa, bateadora fue Wendy Peña, hermana del Olímpico y el árbitro Pedro Gómez.

El regreso al estadio Cibao de la actividad ,promete mejoras organizacional y la inclusión de numerosos jugadores del ayer que se han interesado por el evento.

 

Scroll al inicio