Dos hermanos, de 13 y 15 años, detenidos en España por la muerte de su madre

dos-hermanos,-de-13-y-15-anos,-detenidos-en-espana-por-la-muerte-de-su-madre

Madrid/Santander.- Dos hermanos de 13 y 15 años fueron detenidos este jueves en España por su presunta implicación en la muerte de su madre, cuyo cadáver apareció en la noche del miércoles en el interior de un coche en una localidad de Cantabria (norte).

Fuentes de la Guardia Civil informaron a EFE de que los dos menores están implicados en el homicidio de la mujer, suceso que ocurrió en el pueblo de Castro Urdiales.

Los hermanos estaban desaparecidos desde el hallazgo del cadáver y las Fuerzas de Seguridad montaron un dispositivo de búsqueda, hasta que los encontraron de madrugada en un parque de la localidad, donde fueron detenidos y pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores.

Dos hermanos, de 13 y 15 años, detenidos en España por la muerte de su madre

También te podría interesar: Exjugador de la NFL Sergio Brown es arrestado por el presunto asesinato de su madre

De los dos hermanos, el de 13 años es inimputable penalmente, según la legislación española, al no tener como mínimo 14 años, con lo que no se le puede exigir responsabilidad penal.

Según indicaron a EFE fuentes próximas a la investigación, los niños llamaron por teléfono a su abuela tras el suceso, pero no pudieron precisar si en esa llamada confesaron el crimen.

Las mismas fuentes añadieron que el cadáver de la madre, S.L.G. de 51 años, que presentaba signos de violencia, apareció maniatado en los asientos traseros del coche donde fue hallado su cuerpo.

Según señalaron a EFE fuentes de la investigación, los dos hermanos fueron adoptados en Rusia por la pareja que conforman la fallecida y su esposo, vecinos de Castro Urdiales. El padre estaba trabajando en el momento de los hechos, según indicaron las mismas fuentes.

La familia vivía en una urbanización de chalés a las afueras del pueblo y los niños estudiaban en un colegio de la misma localidad. Los vecinos de la víctima trasladaron su “conmoción” por los hechos, de los que explicaron a EFE que se enteraron por los medios de comunicación.

“Es una desgracia, la verdad”, dijo uno de esos vecinos, que reconocen que los residentes en esa zona se conocen poco porque van solo a dormir, ya que allí residen personas que trabajan, en la mayoría de los casos, fuera de la localidad.

Compartir