El turismo, clave para las comunidades y ecosistemas de montaña, según la ONU

el-turismo,-clave-para-las-comunidades-y-ecosistemas-de-montana,-segun-la-onu

Roma.- El turismo de montaña, si se gestiona de forma sostenible, tiene el potencial de aumentar los ingresos de las comunidades locales y ayudar a preservar sus recursos naturales y su cultura, aunque la falta de datos impide aprovechar plenamente esas oportunidades, advirtió hoy la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Así lo revela el informe “Comprender y cuantificar el turismo de montaña”, publicado este miércoles por la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Alianza para las Montañas (AM), que trata de abordar estas lagunas.

En el documento se identifican tendencias y se ofrecen una serie de recomendaciones para avanzar en la medición del turismo de montaña, incluyendo avances en las estadísticas oficiales de turismo y el uso de big data y nuevas tecnologías, explicó la FAO en un comunicado.

En las montañas viven unos 1.100 millones de personas, algunas de las cuales se encuentran entre las más pobres y aisladas del mundo, pero al mismo tiempo se trata de un ecosistema que atrae a los visitantes por sus espectaculares paisajes, su rica biodiversidad y sus vibrantes culturas locales.

El turismo, clave para las comunidades y ecosistemas de montaña, según la ONU

Sin embargo, en 2019, el año más reciente del que se dispone de cifras, los 10 países más montañosos (en términos de altura media sobre el nivel del mar) recibieron solo el 8% de las llegadas de turistas internacionales de todo el mundo, señala el informe.

“Medir el volumen de visitantes a las montañas es el primer paso vital que debemos dar”, señalan en el prólogo el Director General de la FAO, QU Dongyu, y el Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili.

“Con los datos adecuados, podemos controlar mejor la dispersión de los flujos de visitantes, apoyar una planificación adecuada, mejorar el conocimiento sobre las pautas de los visitantes, crear productos sostenibles en línea con las necesidades de los consumidores y políticas adecuadas que fomenten el desarrollo sostenible y garanticen que las actividades turísticas benefician a las comunidades locales”, añaden.

La FAO destaca que el turismo ha demostrado ser “un salvavidas» para muchas comunidades en las regiones montañosas “y puede desempeñar un papel destacado en la protección de los medios de subsistencia adaptados a estos frágiles ecosistemas, que se enfrentan a continuas amenazas por el cambio climático y la sobreexplotación.”

Para planificar y gestionar eficazmente el turismo de montaña es necesario comprender mejor su magnitud y sus repercusiones económicas, sociales y medioambientales, teniendo en cuenta que “hasta la fecha, los datos disponibles son muy limitados».

Puedes leer: Asonahores hará otra versión DATE

“A medida que el sector se recupera del impacto sin precedentes de la pandemia del COVID-19, se presenta la oportunidad de replantearse el turismo de montaña y su impacto en los recursos naturales y los medios de vida, pero también de gestionarlo mejor y aprovechar su contribución hacia un futuro más resiliente, inclusivo y sostenible”, concluye la FAO.

Scroll al inicio