Sánchez Cárdenas: sociedades especializadas y OPS debieron participar en comisión que investiga muertes

sanchez-cardenas:-sociedades-especializadas-y-ops-debieron-participar-en-comision-que-investiga-muertes

El Ministerio de Salud Pública debió nombrar una comisión integrada por las sociedades médicas especializadas de Pediatría e Infectología, así como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para investigar las muertes neonatales en la Maternidad de Los Mina, afirmó anoche el doctor Rafael Sánchez Cárdenas.

El exministro de Salud de la pasada gestión dijo que estas entidades tienen técnicos “bastante capaces, que habitualmente acompañan al ministerio”, por lo que pueden aportar su experiencia para esclarecer qué pasó en febrero en ese centro asistencial.

Sánchez Cárdenas recordó que durante la pandemia, la OPS acompañó al Ministerio de Salud Pública en todo momento, al igual que las sociedades especializadas “que eran parte del Comité de Emergencia, según mandato de la Ley 42-01”, que establece las bases de la organización del sistema de salud del país.

Entrevistado por Pablo McKinney en el programa “McKinney”, por Color Visión, el exministro de Salud advirtió que el escándalo de la maternidad tiene dos aspectos graves, que son la mortalidad y la alteración de las causas y edades de los fallecidos.

Relató que en la pasada administración, fue destituido el ministro de Salud Freddy Hidalgo porque se registraron 11 muertes en el hospital infantil “Robert Reid Cabral”, sin embargo ahora murieron 34 neonatos, “lo que sobrepasó con mucho a un incidente donde vuela (botan) un ministro de Salud”.

Afirmó que es contradictorio que el encargado del Servicio Nacional de Salud del hospital Materno Infantil de Los Mina informara que cinco de los niños murieron por infecciones, pero luego el ministro de Salud, Daniel Rivera, declaró que nadie murió por infecciones.

Dijo que en enero hubo un incremento de las muertes neonatales que sobrepasaban el 30%, en febrero continuó, ante lo cual el subdirector de la maternidad convocó a una reunión para adoptar medidas, pero el director no asistió ni la encargada de Neonatología, quienes luego declararon que fueron irrespetados.

Sánchez Cárdenas manifestó que el subdirector de la Maternidad “iba en la dirección correcta, técnicamente hablando” porque estaba tomando iniciativas para frenar el incremento de las muertes neonatales.

Señaló que ahora se escucha a funcionarios diciendo que no hubo alteración de datos de los fallecidos, “pero en la información periodística (reportaje de Nuria Piera) hay testimonios de residentes y enfermeras, que hablan de eso (alteración)”.

El encargado de Salud del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) manifestó que hay que hacer un riguroso levantamiento epidemiológico que establezca las causas de muerte en cada caso en particular, y no dar explicaciones generales como se ha tratado de hacer ahora.

Suben las muertes materno-infantiles

Indicó que el país había estado reduciendo las muertes materno-infantiles, pero a partir del año 2021 volvieron a incrementarse.

Sánchez Cárdenas citó que en 2018 murieron 3,595 bebés, en 2019 bajaron a 3,096, pero ya en 2021  remontaron a 3,290 y siguió aumentando en 2022, cuando se registraron 3,315, lo que indica que “en el año 2021 la mortalidad infantil subió 35% y en 2022 subió un 1%”.

La tasa de mortalidad infantil era de 13 por cada 1,000 nacidos vivos en el año 2020, mientras que en 2018 era de 16 por cada 1,000 nacidos vivos, reducción que Sánchez Cárdenas atribuye al lanzamiento del programa de acompañamiento a embarazas, en el que se integraron las organizaciones barriales, iglesias y otros sectores.

Por igual, hubo una reducción de la mortalidad materna al pasar de 119 por cada 100,000 nacidos vivos, “bajamos a 95”, apuntó el exministro, quien agregó que con la llegada de la pandemia, todo se alteró.

“Sin ese programa, y sin la eventualidad de la pandemia, continuaba, perfectamente nosotros hubiésemos llegado a 70 muertes maternas por cada 100,000 nacidos vivos”, afirmó Sánchez Cárdenas.

Indicó que hasta agosto de 2020, el 23% de los partos eran de madres haitianas, pero ahora se está hablando de que hasta 40%, aunque el 98% de los partos son en hospitales y la mayoría de las muertes se dan en Santo Domingo y Santiago, donde están “los grandes centros, la tecnología y la capacidad de resolución. No se está dando en Neiba, en la frontera, se está dando en los grandes centros de salud de la República Dominicana”.

Agregó que es preocupante que la mayoría de las muertes ocurran con parturientas que tienen seguro subsidiado o no tienen cobertura de seguridad social, mientras que el número de cesáreas sigue subiendo, lo que incrementa el riesgo de muerte.

Sánchez Cárdenas admitió que los partos de haitianas incrementan las muertes maternas e infantiles, pero si no se toman en cuenta, el riesgo de los nacimientos de dominicanas siguen siendo altos, porque “estamos por encima de la media latinoamericana y caribeña”.

Favoreció el incremento de la asignación presupuestaria de Salud Pública, pero que se haga en función de resultados porque hay falencias estructurales que no se pueden apuntalar con más dinero.

El exministro dijo que es necesario un pacto para superar falencias estructurales en Salud para incrementar el presupuesto y atender fundamentalmente la atención primaria y el primer nivel, que estimó “los elementos claves”.

Sobre la atención primaria, Sánchez Cárdenas dijo que hay grandes intereses porque las clínicas de tercer nivel quieren mantener los servicios primarios en sus propias instalaciones, lo que no es compatible con los estándares internacionales, mientras que el gobierno responde que tiene 1,800 centros de atención primaria, pero están concentrados.

Definió la atención primaria como la conjugación de un equipo médico vinculado con la gente para fortalecer la prevención en salud en el primer nivel.

Consideró que es necesario romper con el expediente manual de los hospitales para dar paso a un sistema informático como el que él inició con 38 centros que fueron capacitados y dotados de computadoras para que el record de cada paciente esté disponible en red para Salud Pública.

 

Scroll al inicio